Logo Laboratorios Life
Desarrollamos productos para que vivas con salud y bienestar.
Sáb - Dom: Cerrado
(+593-2) 226 3805
info@life.com.ec

Las mascotas y la pirotecnia

Las mascotas y la pirotecnia

Estas épocas decembrinas son bastante estresantes para algunas de nuestras mascotas, especialmente los perros. Ellos perciben los sonidos mucho más fuerte que los humanos de modo que el ruido de las explosiones causadas por la pirotecnia, pueden generar en muchos de ellos episodios severos de estrés, ansiedad y miedo. 

 

Los animales afectados intentan buscar refugio en cualquier lugar y de hecho con frecuencia escapan de su casa tratando de huir de esos ruidos amenazantes para ellos. Se dan casos de que se lancen de terrazas y pisos altos o traten de ingresar a la casa (si están afuera) través de las ventanas, rompiendo los vidrios y lesionándose en forma a veces grave.

Cómo debemos manejar esta situación?

Lo ideal es prevenirla acostumbrando a los perros a estos ruidos. Esto se hace mediante una grabación de fuegos pirotécnicos la cuál se coloca inicialmente a un volumen bajo mientras que se juega con los perros o se les premia con snacks y caricias, para distraerlos. Paulatinamente se va subiendo el volumen de la grabación y se sigue con el mismo proceso de jugarles y estimularlos para que hagan las cosas que más les divierten.

Chalecos Terapéuticos

Si ya no estamos a tiempo para ello, y ya sabemos que van a reaccionar mal a los juegos pirotécnicos, podemos pedirle a nuestro veterinario que nos dé un calmante que le suministraremos unos 30 minutos antes de que empiecen las explosiones. Existen productos naturales que dicen tener el mismo efecto tranquilizante de estos medicamento tranquilizantes.

También se les puede colocar un chaleco de los que se denominan “terapéuticos” o “tranquilizantes”. Los fabricantes de estas prendas aseguran que les dan seguridad y tranquilidad a los perros.

Finalmente cuando estén presentando la crisis, no debemos consentirlos demasiado pues estaríamos “premiando” su comportamiento. 

En primer lugar debemos proporcionarles un refugio apropiado dentro de la casa, generalmente cerca de nosotros. Debemos  abrazarlos, confortarlos y tratar de jugar con ellos. Adicionalmente podemos cerrar las ventanas y puertas para ahogar el ruido del exterior y subir el volumen de la música para disimularlo. Una vez que estén tranquilos, los consentimos para en este caso, reforzar su conducta positiva.

Bongo se preocupa por tus mascotas!